simplebooklet thumbnail

of 0

La Exploración de Marte

La tecnología incorporada a los viajes interplanetarios es muy complicada, por lo que en la exploración de Marte se ha experimentado una alta tasa de fracaso, especialmente en los primeros intentos.


Desde que se inventara el telescopio en el año 1600, el hombre ha tenido una meta en la exploración de Marte. Y es que el planeta rojo ha generado una fuerte atracción para la humanidad. Es el más cercano a la Tierra, y quizá por ello son muchos los que se interesan en este planeta.

A lo largo de estos años de exploración e investigación planetaria se ha conseguido un importante avance. Hoy en día tenemos mucha información sobre Marte. Se ha investigado sobre su geología, condiciones climáticas y composición atmosférica. Contamos con imágenes que muestran, con gran detalle, la superficie marciana.

 Sin embargo también ha habido grandes éxitos desde que se alcanzó la superficie del planeta rojo por primera vez en 1971.

Todo ello nos acerca a comprender mejor los misterios del sistema marciano, centrándonos principalmente en su terreno y en su potencial habitabilidad.



Sin embargo aún queda mucho camino por recorrer en la exploración de Marte y mucho por descubrir sobre este hermoso y cercano planeta.

Los inicios del programa soviético para la exploración de Marte no cosecharon muchos éxitos. El programa Mars1 M (apodado Marsnik en la mayoría de medios occidentes) fue el primer programa soviético en mandar una nave espacial no tripulada de exploración interplanetaria.


Sin embargo ninguna de las dos sondas lanzadas en 1960, las Mars1960a y 1960b, lograron acometer su misión, debido a que ninguna de las lanzaderas fue capaz de conseguir la suficiente fuerza para comenzar la ignición.

Primeras misiones soviéticas en Marte


El Proyecto Viking de la NASA logró hacerse un hueco en la historia de la exploración de Marte al convertirse en la primera misión de los EEUU que consiguió aterrizar en el planeta rojo.

De la misma forma la Mars 1962A, lanzada el 24 de octubre de 1962, y la Mars 1962B, que se puso en marcha a finales de diciembre del mismo año tampoco cumplieron su cometido por la explosión producida durante su trayectoria.

Llegamos a Marte: el programa Viking


Para el Programa Viking para la exploración de Marte se construyeron dos naves espaciales idénticas, las naves Viking 1 y Viking 2, cada una compuesta de un módulo de aterrizaje y un orbitador. Ambas naves fueron lanzadas al espacio y entraron en la órbita del planeta rojo.

Las naves que se lanzaron dentro de este programa consiguieron llegar de forma segura a la superficie marciana y devolver imágenes a la Tierra.

Además de tomar fotografías y recoger otros datos científicos sobre la superficie para la exploración de Marte, los dos módulos de aterrizaje realizaron tres experimentos biológicos diseñados para buscar posibles señales de vida.

Con estas investigaciones se descubrió una actividad química inesperada y enigmática en el suelo marciano, aunque no llegó a ser concluyente ya que no se demostró una clara evidencia de la presencia de microorganismos en la superficie cercana a las zonas de aterrizaje.


El futuro de la exploración en Marte

Está claro que la exploración de Marte no ha concluido y que aún queda mucho camino por recorrer para conocer todos los secretos del planeta rojo. Es por ello que las agencias espaciales de todo el mundo ya están trabajando en sus futuras misiones.

La NASA ha anunciado un nuevo proyecto de rover que saldrá a la luz en el año 2020. Esta misión continuará la línea de investigación sobre la vida en Marte. Además supone la oportunidad perfecta para reunir los conocimientos y tecnologías necesarios para las futuras expediciones humanas al planeta rojo durante los años que quedan para su lanzamiento.