simplebooklet thumbnail

of 0

Alaguna Escobar Sara Sofia. 


801.

Si, El debate sobre el uso de las nuevas tecnologías en el ámbito del aprendizaje no es nuevo, pero es cierto que se dan posturas claramente contradictorias ante dicha cuestión: mientras unas alaban los beneficios que comportan, otras se centran en alertar de los riesgos de un mal uso.

El buen uso de la tecnología    

La tecnología no es mala. Pero, ¿cómo la estamos usando? ¿Cómo la usan los niños, los adolescentes, los jóvenes? ¿Cómo está afectando nuestras vidas?

Vivimos en la denominada era tecnológica, pero no nos hemos dado cuenta de cuánto ha influido en nuestras vidas hasta ahora, y cómo influirá en el futuro.

El uso de la tecnología, con sus diversos componentes que van desde un simple teléfono celular, internet o aparatos de última generación, es parte común de nuestras vidas, más aún de los adolescentes y jóvenes. Los niños no quedan atrás y aceleradamente entran a vivir esa “vida tecnológica” que para los adultos generalmente es un mundo desconocido.

¿Cómo podemos controlar, enseñar y guiar a niños, adolescentes y jóvenes si no entendemos este fenómeno?

Estas interrogantes deben ser analizadas en charlas y debates en las escuelas del país, de manera urgente. Y el tema debe ser foco de atención de los docentes y autoridades del Ministerio de Educación.

Los niños y adolescentes cada vez están más insertos en el uso de las nuevas tecnologías, pero no están siendo guidados. Es un tema muy actual, grave y que, aparte de algunas iniciativas aisladas, no tiene un norte en cuanto a su tratamiento educativo.

¿Cómo podemos controlar, enseñar y guiar a niños, adolescentes y jóvenes si no entendemos este fenómeno?

El peligroso juego online "Blue Whale" (La ballena azul), en el que niños y adolescentes son retados a una serie de pruebas que pueden terminar en suicidio, es el más nefasto ejemplo de la explotación y manipulación de menores en las redes sociales.

 Cuales son los peligros para un joven online? Y que tan comunes son estos?

El uso de la tecnología, con sus diversos componentes que van desde un simple teléfono celular, internet o aparatos de última generación, es parte común de nuestras vidas, más aún de los adolescentes y jóvenes. Los niños no quedan atrás y aceleradamente entran a vivir esa “vida tecnológica” que para los adultos generalmente es un mundo desconocido.

La tecnología puede ser nuestra mejor aliada y nuestra peor enemiga. El uso excesivo de las nuevas formas de comunicación digital amenaza con desconectar a sus usuarios del mundo real.




¿Quien no se sorprendió con la magia de la tecnología enviando sus primeros correos electrónicos? ¿O recibiendo su primera llamada a un teléfono celular? Es innegable que la Internet y la telefonía móvil han revolucionado nuestras vidas y que sería más bien inútil defender un mundo sin semejantes desarrollos de comunicación. Pero el abuso de las nuevas tecnologías, que nacieron como una bendición de los tiempos modernos, puede resultar un infierno, la condena de una sociedad cada vez más individualista. Por andar conectados, hemos terminado desconectados

Gracias.

Gracias.