simplebooklet thumbnail

este folleto es para darnos cuenta la tecnologia donde damos cuenta de muchos acpectos

of 0

LA TECNOLOGIA ADECUADA

NOMBRE: LINA MARIA BARRIOS PORRAS

DOCENTE: JAIRO BAEZ 

MATERIA: INFORMATICA

CURSO: 802

BOGOTA/03/10/2017

Resultado de imagen para la tecnologia

La tecnología adecuada (TA), también conocida como tecnología apropiada o intermedia, es aquella tecnología que está diseñada con especial atención a los aspectos medioambientales, éticos, culturales, sociales y económicos de la comunidad a la que se dirigen. Atendiendo a estas consideraciones, las TA emergen del medio local, y normalmente demandan menos recursos, son más fáciles de mantener, presentan un menor coste y un menor impacto sobre el medio ambiente respecto a otras tecnologías equiparables.

Quienes proponen el término lo usan para describir aquellas tecnologías que consideran más adecuadas para su uso en países en vías de desarrollo o en zonas rurales subdesarrolladas de los países industrializados, en las que piensan que las altas tecnologías no podrían operar y mantenerse. La tecnología adecuada normalmente prefiere las soluciones intensivas en trabajo a otras intensivas en capital, aunque utiliza mecanismos de ahorro de trabajo cuando esto no implica altos costos de mantenimiento o de capital.

Resultado de imagen para la tecnologia

El uso adecuado de la tecnología se refiere a usar para investigar y aprender como ventaja, también para comunicarse entre las personas, la elaboración de estos tiene como consecuencia ambiental la: CONTAMINACION DEL AIRE:la emisión de dióxido de carbono a la atmósfera CONTAMINACIÓN DEL SUELO:al desecharla lo contamina CONTAMINACIÓN DEL AGUA: los residuos los desechan a los ríos, lagos o mares.

En la práctica se la define a menudo como la que usa el nivel de tecnología más sencilla que puede alcanzar con eficacia el propósito buscado para esa localización concreta. En todo caso, esta terminología no resulta muy precisa.

E. F. Schumacher dice que esta tecnología, descrita en el libro Lo pequeño es hermoso,1 tiende a promover valores como la salud, la belleza y la permanencia, en ese orden.

El qué constituye la tecnología adecuada en cada caso particular es materia de debate, pero el término es usado generalmente al teorizar para cuestionar la alta tecnología o lo que consideran una excesiva mecanización, los desplazamientos humanos, el agotamiento de recursos naturales o los incrementos de la contaminación asociados a la industrialización. El término ha sido aplicado a menudo, aunque no siempre, a las situaciones que se dan en los países en desarrollo o a las zonas rurales subdesarrolladas de los países industrializados.

Podría argumentarse que para una sociedad tecnológicamente avanzada una tecnología más cara y compleja, que requiera mantenimiento especializado y altas entradas de energía, podría ser una "tecnología adecuada". En todo caso, este no es el sentido habitual del término.

Trasfondo del término

El término adquirió relevancia durante la Crisis del petróleo de 1973 y con el movimiento ecologista de los 70s. El economista británico (y anterior asesor del Panel Británico sobre el Carbón) E. F. Schumacher fue uno de los creadores del concepto.

Un término relacionado, la tecnología intermedia, se refiere específicamente a las herramientas que cuestan más o son más sofisticadas o complejas que aquellas que se usan normalmente en los países en vías de desarrollo pero siguen siendo aún más baratas, o más accesibles, que aquellas que serían usadas en un país desarrollado. A menudo, en países en vías de desarrollo, este es un primer paso entre los criterios de "adecuación" propuestos por estos autores. De acuerdo con ellos, normalmente es "apropiado" usar sólo las tecnologías que pueden ser reparadas de forma local por los mismos usuarios.


Características de una tecnología

La tecnología tiene determinantes económicos, sociales e históricos, bajo los cuales resulta ser adecuada para la práctica óptima productiva. Estos determinantes le imponen ciertos atributos o características distintivas a las tecnologías; características que hacen referencia a la naturaleza del producto, a los insumos materiales y energéticos de la tecnología, a la escala de producción, a los productos y servicios complementarios, y al uso y combinación específica de los recursos de producción, capital y trabajo. Podemos decir que las características de una tecnología son como sus huellas dactilares, que no sólo sirven para su identificación, sino que también informan sobre las características económicas, sociales y tecnológicas delpaís donde se desarrolló y de sus condicionantes para un uso eficiente de ella.

Los atributos de una tecnología también informan sobre los requerimientos del ambiente tecnológico y del sistema económico para un uso eficiente de la tecnología.

Un país incorpora a su aparato productivo una tecnología sin consultar esos atributos o caraterísticas, podrá estar introduciendo unos métodos de producción ineficíentes, que distorsionarán el patrón de desarrollo y crearán problemas en el uso de sus recursos de producción.

En el proceso de selección de una tecnología un país tiene a su disposición para una elección, dentro de las tecnologías foráneas, un conjunto de tecnologías que conoce, o que puede llegar a conocer sin dificultad y que podría adquirir. No necesariamente estas tecnologías son todas las tecnologías desarrolladas y conocidas en un momento determinado, pues deben reconocerse las debilidades de comunicación que pueden hacer que un país no conozca sino una parte de este conjunto. Por otro lado, es posible que no todas las tecnologías que conozca estén a su alcance. Algunas de ellas, aunque conocidas, pueden no estar disponibles porque ya no se producen sus equipos o maquinarias o porque uno de sus insumos no está disponible en el mercado, o porque se tienen restricciones para su comercialización.

Surge entonces en el proceso de selección la necesidad de elegir lo que ha dado en llamarse una tecnología adecuada para un país. Para esta elección es necesario entonces conocer las características de las tecnologías disponibles y definir los criterios que orienten la elección de la tecnología más conveniente a los objetivos de desarrollo y más coherente con las características económicas, sociales y ambientales de un país. Así pues, si un país utiliza tecnología no adecuada es porque no se hizo una correcta evaluación para la selección, o se hizo una mala aplicación de los criterios.

Lo adecuado o inadecuado no es un atributo en sí de una tecnología. Esta calificación es el resultado de evaluar las características de una tecnología en relación con las condiciones económicas y sociales de un país y la naturaleza y estado de desarrollo del sistema productivo. Para diferenciar las tecnologías adecuadas de las inadecuadas, conviene antes precisar algunas de las características de una tecnología que servirán para hacer esta distinción.

Resultado de imagen para la tecnologia

Como se dijo antes, las características de una tecnología están condicionadas por circunstancias económicas y estado de desarrollo M conocimiento del país donde se generó. Estas circunstancias pueden agruparse en tres grandes categorías (1): Estado de organización de la producción y, por lo tanto, del sistema económico; niveles y distribución de los ingresos y estado de desarrollo del sistema tecnológico en uso.

Se tienen evidencias históricas de cómo los desarrollos tecnológicos generan cambios en la organización de la producción o exigen cierta organización de la producción. Se observa en estas evidencias una relación recíproca entre la tecnología y la organización de las unidades productivas, de tal manera que algunas características de las tecnologías, como la escala de producción, la especialización, el método de organización del trabajo y las técnicas administrativas asociadas, están íntimamente ligadas con 

Obsolescencia tecnológica

En el proceso de elección de una tecnología, además de analizar las características de las tecnologías disponibles, se requiere analizar su obsolescencia. En virtud de que algunas innovaciones crean tecnologías sustitutas de las tecnologías en uso, muchas de estas tecnologías se vuelven obsoletas a través del tiempo.

La obsolescencia, aunque algunas veces está asociada con la edad de una tecnología, no necesariamente hace referencia a su antigüedad. Este concepto está más ligado a la eficiencia de una tecnología y a su incompatibilidad con los sislemas económicos y tecnológicos. La obsolescencia realmente puede ocurrir por cambios técnicos que se incorporan en las nuevas tecnologías que las hace más eficientes o productivas o también por cambios producidos en el sistema económico. Estos últimos cambios hacen que en algunas circunstancias la obsolescencia no sea inherente a la tecnología misma, sino que sea derivada de su relación con el ambiente económico o paquete tecnológico del país que la usa.

La obsolescencia también puede clasificarse en: obsolescencia asociada con los métodos de producción y obsolescencia relacionada directamente con el producto. La obsolescencia debida a los métodos de producción puede generarse por un cambio en los costos relativos de los factores de producción que pueden hacerla no rentable; por el desarrollo del conocimiento que permite introducir innovaciones en los procesos productivos; por cambios en la estructura económica asociados con la escala de producción; por la disponibilidad de los recursos, o por una combinación de estos factores.

Son casi obvias las razones de la obsolescencia por costos relativos de los factores de producción y de disponibilidad de recursos. Por esta razón sólo ampliaremos las otras dos causas de obsolescencia tecnológica relacionadas con los métodos de producción.

Los avances en el conocimiento pueden generar tecnologías nuevas más eficientes que las antiguas, independientemente de la estructura económica. Este ha sido un fenómeno permanente en la dinámica de la tecnología. La obsolescencia por estos cambios afecta igualmente a los países desarrollados como a los subdesarrollados. A diferencia de las otras causas de obsolescencia, ésta es irreversible.

Una tecnología en particular puede ser competitiva a una escala y obsoleta a otra. En este caso la obsolescencia está vinculada con la eficiencia. El aumento en los tamaños de los mercados ha sido una característica del desarrollo económico. En consecuencia, los desarrollos tecnológicos en los países avanzados han asumido la forma de un aumento en la escala de producción, de tal manera que sus tecnologías son diseñadas para operar eficientemente produciendo para grandes mercados. Un trasplante de estas tecnologías a países con mercados locales pequeños introducirá, por lo tanto, una tecnología obsoleta para el ambiente económico de estos países. En este caso la obsolescencia es derivada de la ineficiencia económica.

Como se dijo antes, la obsolescencia de una tecnología se puede presentar porque su producto se vuelve obsoleto, y una causa de la obsolescencia de un producto la constituye el decrecimiento de su demanda. El mercado puede demandar un producto de un diseño y una calidad particulares que ya no pueden ser satisfechos por el producto obsoleto. Las fuentes de esta obsolescencia dependen de la naturaleza del producto, ya sea este un producto intermedio o un producto de consumo final. Los cambios en los productos intermedios de un sistema económico se deben a los cambios de tecnología en el sistema tecnológico en uso. Por el contrario, las variaciones en la demanda de los productos de consumo final dependen de los cambios en los gustos de los consumidores, los cuales son el resultado de los cambios en los niveles y distribución de ingreso, de la promoción de los productos y de los cambios técnicos incorporados en ellos por nuevos diseños.

Dependencia tecnológica

A pesar de que la transferencia de tecnología desde otras latitudes tiene implícita la ventaja de beneficio de conocimientos desarrollados en otra parte y de emplear técnicas de alta productividad, puede producir consecuencias indeseables que se refuerzan para afectar los patrones de desarrollo de un país, si el flujo en la transferencia es unidireccional y no consulta la compatibilidad de la tecnología con los sistemas económico y tecnológico, es decír, si se hace una mala elección y si este proceso de transferencia no está regulado y orientado por una política de desarrollo tecnológico dirigida a neutralizar los efectos negativos de la dependencia tecnológica.

La ubicación de las fuentes de tecnología exclusivamente en el exterior genera una relación de dependencia que convierte a los países importadores netos de tecnologías en apéndices de los países desarrollados, alejándolos cada vez más de una opción de autodeterminación de su propio desarrollo, además de las condiciones desventajosas que le impone para sus relaciones económicas internacionales.

Son nefastas las consecuencias de la dominación tecnológica que ejercen los países industrializados y sus grandes empresas. Se hacen protuberantes los costos en las negociaciones de tecnología, la pérdida de control sobre las decisiones en los campos económico y tecnológico, las características inadecuadas de las tecnologías que se introducen en los aparatos productivos, y la ausencia de una capacidad nacional de innovación (1).

El costo de la tecnología comprada en condiciones de dependencia resulta no sólo elevado por las prácticas monopólicas y oligopólicas en el mercado de tecnologías, sino que asume muchas veces formas de costos indirectos derivados de las restricciones impuestas en la negociación por las condiciones desventajosas en las que se realizan los acuerdos comerciales. Entre estas restricciones pueden mencionarse: ataduras a compras de insumos, materias primas, equipos y piezas sueltas a una sola fuente en particular, prohibición de exportaciones, etc.

En el mercado la tecnología no tiene un precio único, su valor depende de la suma máxima que esté dispuesto a pagar el comprador, la suma mínima a que estén dispuestos a venderla los propietarios, y la fuerza relativa de negociación entre compradores y vendedores.

El precio máximo que estén dispuestos a pagar los compradores depende de su estimación del valor de la tecnología y el costo de las formas alternativas de adquisición: compra a otras fuentes o desarrollo propio. El precio mínimo que está dispuesto a aceptar el propietario depende de los costos de comunicación de la información y de la pérdida económica en que incurre por la pérdida relativa del monopolio de este conocimiento. A menudo surge entre estos dos valores una brecha amplia, que hace importante el poder de negociación. El precio que finalmente se paga por una tecnología está relacionado con el grado de dependencia tecnológica. Esta dependencia tiende a favorecer la tecnología extranjera frente a la alternativa de desarrollo local y la búsqueda y evaluación de otras alternativas. También ella disminuye la posibilidad detener tecnologías u otros bienes que le interesen al vendedor para la transacción. Realmente este precio final se mueve en un área de negociación, donde la decisión y la habilidad de negociación están condicionadas por la dependencia.

Cada vez es más evidente la disminución de la capacidad y el poder para tomar y ejecutar decisiones que afectan la economía en países dependientes tecnológicamente. La pérdida de control en el proceso de toma de decisiones económicas y tecnológicas en los países subdesarrollados es más notoria cuando la mayoría de sus empresas son subsidiarias de multinacionales o tienen una componente significativa de capital extranjero. Es la participación del capital extranjero debilita el poder nacional de negociación y aumenta el costo de las tecnologías importadas. También hace más probable la introducción de tecnologías inadecuadas e inhibe la investigación, desarrollo y adaptación nacional de las tecnologías extranjeras.

 

Tecnología inadecuada

Una de las consecuencias más negativas de la dependencia tecnológica es que la tecnología importada resulta generalmente inadecuada para el país comprador, pues sus características corresponden a las condiciones del país que la desarrolló. La naturaleza inadecuada de las tecnologías desarrolladas en los países industrialízados deriva de las diferencias de los ambientes tecnológicos, económicos, sociales e institucionales entre esos países y los países subdesarrollados. La transferencia de tecnología que no tome en cuenta todas las características de una tecnología y las del sistema económico y tecnológico donde se introduce, obviamente conducirá a las ineficíencias y distorsiones del sistema económico y a los desequilibrios sociales qué hoy se observan en los países subdesarrollados.

Resultado de imagen para la tecnologia

GRACIASResultado de imagen para la tecnologia