COMPRA FISICA FRENTE A VIRTUAL, FRAUDE MONETARIO Y CREACION
DE TU PROPIA TIENDA, PLATAFORMA TIENDA ONLINE
DARIELA ALCALA LARA
AYDA LUCIA ALVAREZ RAMOS
MARGELIS MATOS CAÑATE
CAMILA ANDREA OROZCO DIAZ
ASTRID CALDERON HERNANDEZ
INFORMATICA Y COMERCIO ELECTRONICO
TECNOLOGIA EN SEGURIDAD Y SALUD EN EL TRABAJO
FACULTAD DE CIENCIAS ECONOMICAS
FUNDACION TECNOLOGICA ANTONIO DE AREVALO
TECNAR
CARTAGENA D.T. y C.
2016
COMPRA FÍSICA FRENTE A COMPRA VIRTUAL
Es frecuente que las empresas se sorprendan de que, a pesar de tener un número
apreciable de visitas a su web, esas visitas no se transforman, a corto plazo, en
operaciones de venta.
Todos estos casos se explican cuando analizamos la actitud de los clientes en
Internet y su forma de aproximación hasta concretar un pedido de compra. La
mayoría de errores de juicio vienen de dar por supuesto que, en una compra
virtual, el cliente sigue el mismo proceso que en una compra física. Es
fundamental conocer que hay, por lo menos, dos diferencias radicales.
En la compra física hay contacto físico y eso le permite al cliente calibrar si le
interesa, o no, la compra, a la vez que permite al vendedor argumentar y defender
su oferta. El reto del comerciante está en convencer al cliente de que debe
comprar el producto en su establecimiento (si tiene el producto adecuado, a un
precio adecuado, si trata bien al cliente, etc.). Es cuestión de presentar la mejor
oferta para llevarse el pedido.
Un cliente que navega es anónimo. Por eso no nos importa ir a cualquier sitio, y
hurgar en detalle en todo lo que presentan. Estamos tranquilos. Sabemos que no
nos descubrirán.
Según lo dicho hasta ahora, será una cuestión de VIDA O MUERTE para la
empresa el conseguir mantener el contacto con cada visitante que reciban sus
páginas HASTA EL MOMENTO EN QUE ESE CONTACTO DECIDA EFECTUAR
UNA COMPRA. Y ese momento puede tardar meses o años en producirse. Si no
lo hacemos así, si no nos preocupamos de establecer y desarrollar una relación
con nuestro cliente potencial, el resultado será que nunca conseguiremos vender
nada.
EL FRAUDE CON TARJETAS DE CRÉDITO
El 75 por ciento de los encuestados consideran el fraude en la red como un
problema. Y un 62 por ciento lo consideran como un problema muy serio.
De las encuestas realizadas por nuestra fuente; la búsqueda realizada a más de
cien empresas con negocios en internet, se extrae que existe una preocupación
generalizada acerca del fraude y su impacto en el comercio electrónico. Las
principales conclusiones del estudio son las siguientes:
Se considera que aproximadamente el 5% del total de las transacciones
que se realizan son fraudulentas.
El tipo de fraude más común según los encuestados son:
El uso de tarjetas de créditos robadas (28%)
Y un 7% de los encuestados responden “otro”
Un 72% cree que las ventas se incrementan si los compradores no tuvieran que
preocuparse por los fraudes.
El 74% cree que los fraudes aumentaran este año con las compras navideñas,
pero también esperan que los ingresos por ventas aumenten un 52% en
comparación con las últimas navidades.
El 47% cree que añadiendo un logo o icono de algunas soluciones dedicadas a la
seguridad en las transacciones y que influyan en la confianza del usuario
ayudarían a suavizar el miedo de los consumidores.
ALTERNATIVAS ONLINE A LAS TARJETAS DE CRÉDITO
Los problemas con los pagos online podrían ser en breve algo del pasado, según
un nuevo estudio. Las tarjetas de crédito son actualmente el método de pago
preferido pero muchos consumidores están preocupados por la seguridad en la
Red. Muchos más no poseen una tarjeta de crédito y tienen que pagar las facturas
online con cheques o giros postales.
Un número de compañías, sin embargo, han desarrollado un sistema de pago
persona a persona basada en el correo electrónico. Otras empresas planean
ofrecer servicios con los cuales, cualquier titular de una cuenta de correo podría
pagar facturas online a través del teléfono móvil. Los Billeteros Digitales que
almacenan los detalles de la tarjeta de crédito del consumidor y la dirección de
envío preferida, son también apuestas conocidas que han sido desarrolladas por
grandes compañías como Microsoft y American Express.
CREA TU PROPIA TIENDA ONLINE
Si te interesa vender por Internet y no vas a acudir a la ayuda de profesionales
externos, te animamos a que te lances, pues la tarea no es excesivamente
complicada. Lo que requiere es de la toma de muchas decisiones: desde qué
vender y a qué precio hasta cómo atraer tráfico a la tienda, cuánto invertir en
publicidad, cuánto cobrar por los gastos de envío, y un largo etcétera.
Las tiendas online existen desde hace más de 15 años, pero recientemente está
habiendo una oleada de interés por parte de particulares y empresas por crearlas.
Quizá sea debido a la crisis, que nos obliga a reinventarnos y buscar nuevas
fuentes de ingresos, o porque hoy ya no es necesario realizar grandes inversiones
para crear una tienda virtual.
PLATAFORMAS TIENDAS ONLINE
Por plataforma nos referimos a los servicios de creación de tiendas online que
últimamente han proliferado en Internet y que son sitios web o aplicaciones desde
los que se puede crear una tienda con todo lo necesario: catálogo de productos,
carrito de la compra, pasarelas de pago, etc.
Son muchas las plataformas disponibles, pero estaremos tratando de 2 opciones:
una plataforma gratuita y la otra plataforma paga.
SHOPIFY
Es una plataforma paga, es la opción más recomendable. Lo que más nos gusta
de Shopify es:
Su interfaz muy intuitiva que permite montar la tienda en muy poco tiempo y
sin saber nada de programación.
Tiene muchos temas (plantillas) disponibles, que permiten personalizar el
diseño de la tienda para hacerla única. Algunos son de pago, pero los
gratuitos.
Hay mucha documentación y foros donde resolver problemas, y se puede
acceder a programadores especializados.
Tiene todo lo necesario para optimizar las páginas para su posicionamiento
en buscadores.
Tiene diferentes planes de precios que permiten ir mejorando las opciones
a medida que crece el negocio.
JOOMLA
Es una plataforma open source gratuita que nació como un gestor de contenidos
para crear ginas web y que permite añadir un módulo de comercio electrónico
para crear tiendas online. Lo bueno de Joomla, aparte de ser gratuita, es que se
trata de una plataforma probada y que ofrece una enorme cantidad de opciones y
funcionalidades. También dispone de plantillas de diseño personalizables y la
actualización de contenidos es sencilla.
Como opción gratuita, nos parece muy buena, aunque si optas por ella
probablemente tendrás que invertir en un programador o diseñador web que te
monte la tienda al principio.
Hoy en día, son infinidades de plataformas existentes, pero que van
evolucionando con el tiempo y que van añadiendo nuevas funcionalidades. Por
eso al final lo importante es que te sientas cómodo con la plataforma que elijas,
por lo que te recomendamos explorar diferentes opciones y quedarte con la que
mejor se adapte a ti.