simplebooklet thumbnail

REFLECTORES Y SUS COMPONENTES, TIPOS ALUMBRADO PUBLICO Y SUS CALCULOS

El alumbrado público es el servicio público
consistente en la iluminación de las vías públicas,
parques públicos, y demás espacios de libre
circulación que no se encuentren a cargo de
ninguna persona natural o jurídica de derecho
privado o público, diferente del municipio, con el
objetivo de proporcionar la visibilidad adecuada
para el normal desarrollo de las actividades.
Por lo general el alumbrado público en las ciudades
o centros urbanos es un servicio municipal que se
encarga de su instalación, aunque en carreteras o
infraestructura vial importante corresponde al
gobierno central o regional su implementación.
El rendimiento luminoso
(η) de una fuente de luz
es la relación entre el flujo
luminoso emitido y la
potencia consumida por
dicha fuente. En
unidades del SI, se mide
en lumen por vatio
(lm/w).
Viene dado por la
expresión:
Donde
P es la potencia
consumida por la fuente.
F es el flujo luminoso
emitido.
Ejemplos de valores para diferentes tipos de
lámparas
Por ejemplo, si tenemos una lámpara
incandescente de 60 W, 51 W se emplean en
calentar el foco, el aire y las paredes cercanas, y
9 W se emplean en iluminación (lo que significa que
aproximadamente se tendrá una iluminación de
900 lumen, dependiendo por supuesto del tipo de
lámpara y del estado de limpieza en el que se
encuentre), entonces se puede decir que el
rendimiento luminoso de dicha lámpara es de 15
lm/W.
Lámpara incandescente: 10 a 15 lm/W
Lámpara halógena: 15 a 25 lm/W
Lámpara LED: 15 a 130 lm/W
Mercurio Alta Presión: 35 a 60 lm/W
Lámpara fluorescente compacta: 50 a 90 lm/W
Lámpara fluorescente: 60 a 95 lm/W
Halogenuros metálicos: 65 a 120 lm/W
Sodio Alta Presión: 80 a 150 lm/W
Sodio Baja Presión: 100 a 200 lm/W
Para la calle de la figura, calcular el
factor de utilización de:
Datos: altura de las luminarias 10 m
La vía.
La calzada.
La acera opuesta a la fila de
luminarias.
La acera más próxima a las
luminarias.
En este problema se nos pide que calculemos el factor de
utilización para diferentes partes de la vía. Para ello
tendremos en cuenta la geometría de la vía. Una vez
determinados los coeficientes A/h y con ayuda de los
gráficos suministrados por el fabricante obtendremos los
valores del factor de utilización que usaremos en los
cálculos.
a.- Factor de utilización de la vía:
La vía comprende la calzada y las dos aceras. Por tanto:
Los gráficos del factor de utilización no dan
valores puntuales de dicho factor, sino que dan el
valor de este para el tramo comprendido entre la
perpendicular del eje óptico de la luminaria y el
punto situado a una distancia A. Por eso, para
calcular el factor de toda la vía hemos tenido que
sumar los valores parciales a un lado y a otro de la
línea rosa. Las cosas pueden variar según la
geometría del problema y podemos tener casos
en que hay que restar como veremos después.
b.- Factor de utilización de la calzada:
Ahora nos piden el factor de utilización de
la calzada. Es decir de la vía sin las aceras.
c.- Factor de utilización de la acera
opuesta a las luminarias:
d.- Factor de utilización de la acera más
próxima a las luminarias:
Así pues, los resultados finales son:
Una vez determinados los factores de utilización
de cada zona (calzadas, aceras, etc.) es posible
determinar su iluminancia media aplicando la
fórmula:
Un reflector es una superficie que refleja la luz o cualquier otro tipo de onda.
Los elementos utilizados para el
control de la luz son: los
reflectores, los dispositivos de
apantallamiento, los difusores,
lentes y refractores y los filtros.
Entre sus funciones se
encuentran las de encargados
de hacer difusa la luz de la
lámpara, distribuir la luz
uniformemente en todas las
direcciones o enfocar la luz en
una dirección definida. Además
de sirven para proteger las
lámparas, evitar los
deslumbramientos o darle color
a la luz emitida por la luminaria.
El elemento más importante que
se utiliza para el control del haz
de luz es el reflector que tambiés
es responsable del rendimiento y
duración de la lámpara.
El material más utilizado para la
fabricación de reflectores es la
chapa de aluminio. Se obtienen
por embutición o repulsado,
pero es necesario un acabado
final a base de anodizado y
sellado.
La chapa de hierro junto con un
tratamiento para evitar la
oxidación también se utiliza para
fabricar reflectores. Cuando la
temperatura que alcanza la
lámpara no es excesivamente
elevada, se pueden utilizar
reflectores plásticos, como por
ejemplo es el caso de los
reflectores de los automóviles.
Tipos de reflectores:
Los tres principales tipos de reflexión que se utilizan para el
diseño de los reflectores son: la reflexión especular,
reflexión dispersa y reflexión difusa dependiendo de los
requerimientos de la instalación. Para conseguirlo existen
distintos tipos de reflectores:
Reflectores especulares
reflector parabólico
reflector elíptico
Reflectores dispersos
Reflectores difusos