La Rutina Diaria de

 

Spongebob

Bárbara Fischer

Para comenzar el día, el despertador de Spongebob suena a las seis y media por la mañana. ¡Él siempre está emocionado para empezar el día! Después de acostarse, él se duchará.

Para comenzar el día, el despertador de Spongebob suena a las seis y media por la mañana. ¡Él siempre está emocionado para empezar el día! Después de levantarse, él se duchará.

 

 

Spongebob tiene que ducharse todos los días, o él va a oler. Él se lava con mucho jabón. Pero, no usa ni el champú ni el acondicionador, ¡porque no tiene el pelo! A veces, Spongebob canta en la ducha. Este le molesta a su vecino, Squidward.

 

 

Próximo, Spongebob va a vestirse. ¡Él siempre escoger la misma ropa! Después de se vistiendo, él dará comida a su caracol, Gary. Todas las mañanas desayunarse juntos.

Luego, Spongebob se cepilla los ojos con un cepillo de dientes y la pasta de dientes. ¡Qué tonto! También él se peina mientras está secándose el pelo con una secadora morada.

 

A Spongebob le gustaría dar un paseo en la ciudad con Gary, pero hoy está nevando, y está muy frío. ¡Qué triste! Ellos visitarán a Plankton en el Chum Bucket en lugar de eso.

 

Próximo, Spongebob camina a la casa de Sandy. Él almuerza con sus amigos Sandy y Patrick todos los días. Después del almuerzo, a las dos, él tiene que trabajar. Spongebob se despide de sus amigos. Cuando llega al Krusty Krab, se pone su sombrero especial.

 

Muchos peces piden los Krabby Patties. Seis horas después, Spongebob se marcha el Krusty Krab y va a su casa.

 

Él se baña todos los noches. Spongebob no se quita la ropa en la tina, porque este es cuando él necesita limpiar su ropa. Él usa el agua fría y una cepillo grande. Luego, se lava la cara y se ponerá las pijamas.

 

Por fin, Spongebob beberá una taza de leche ántes de acostarse. Él tiene un día larga mañana. ¡Buenas noches Spongebob!