simplebooklet thumbnail

of 0
Comercio electrónico
Naywin Olascoaga Tous
Trabajo de investigación
Astrid Calderón Hernández
Salud y Seguridad en el trabajo
Fundación Tecnológica Antonio de Arévalo
2
0
1
7
Contenido
1 Mercados
2 Internet como un medio de mercadeo
3 Emergencia de canales de venta
4 Cadenas de valor en la industria
5 Evolución de la cadena de valor
6 Oportunidades de riesgo en la cadena de valor.
Mercados: El concepto que, sobre el mercado, se maneja en la actualidad, ha
cambiado respecto del que se manejaba años atrás.
Antiguamente, únicamente se consideraba mercado al lugar en el cual se reunían
compradores y vendedores a intercambiar diferentes bienes y servicios
disponibles en el lugar. Aunque este tipo de mercados aún existen en muchas
regiones, en este momento no se puede limitar el concepto de mercado a este
caso en particular.
El desarrollo de nuevas tecnologías, de nuevos productos, ha permitido que esos
intercambios entre personas no sólo se realicen en un lugar determinado, ni que
los productos que desean intercambiar estén físicamente en ese lugar.
Actualmente, se puede definir un mercado como el espacio, la situación o el
contexto en el cual se lleva a cabo el intercambio, la venta y la compra de bienes,
servicios o mercancías por parte de unos compradores que demandan esas
mercancías y tienen la posibilidad de comprarlas, y unos vendedores que ofrecen
estas mismas. Pueden existir mercados de distintos niveles. Por ejemplo un
mercado puede ser una tienda de barrio, un centro comercial, el puesto de venta
de un campesino en una plaza de mercado o una bolsa de valores, como la Bolsa
Colombia o la Bolsa de Nueva York. Todos estos mercados, dependiendo del tipo
de mercancía que manejan, se desempeñan de forma distinta. En algunos, el
intercambio se hace a nivel nacional y, en otros, a nivel internacional, siendo
mercados en los cuales intervienen compradores y vendedores de muchas partes
del mundo. Por otro lado, algunos mercados son muy personales, pues es
necesario que el comprador y el vendedor tengan contacto personal directo,
mientras que otros son impersonales, pues el vendedor y el comprador nunca se
ven, ni se conocen el uno al otro.
En los mercados, los compradores reflejan sus deseos en la demanda, buscando
lograr la mayor utilidad posible, mientras que los vendedores buscan obtener
ganancias al ofrecer productos que los consumidores o compradores estén
buscando; es decir, que estén demandando. Esta demanda y oferta de
mercancías actúan como fuerzas que, al interactuar, permiten determinar los
precios con que se intercambian las mercancías.
2. Internet como un medio de mercadeo:
El mercadeo por Internet consiste en aplicar en el mundo online las estrategias del
marketing tradicional, pero adaptadas al entorno del Internet. Se modifican
estrategias y se combinan con otras que son directamente el resultado de la
evolución de las formas de hacer negocios en Internet.
La mercadotecnia en Internet es el estudio de las técnicas del uso de Internet para
promocionar y vender productos y servicios. Estas estrategias y tácticas se
plasman dentro de un plan de mercadotecnia en nea que incluyen la publicidad
de pago por clic, los anuncios en páginas web, los envíos de correo masivos, la
mercadotecnia en buscadores (incluyendo la optimización en buscadores), la
utilización del Social Media Marketing o redes sociales y la mercadotecnia de
bitácoras o blogs.
La mercadotecnia en Internet tuvo su origen a inicios de los años 90 en forma de
páginas web sencillas, que sólo contenían texto y que ofrecían información de
productos. A fines de la década de 90, surgieron en Estados Unidos los
denominados "webmercials" (por la combinación de los términos "comercial" y
"web").
3. Emergencia de canales de venta
Repasemos brevemente la última década del comercio electrónico, una década en
la que ha evolucionado muy rápido hacia un entorno mucho más estable, se
comienza a tener ebitdas positivos, lo que se traduce en una mejor oferta global.
En cuanto a la demanda, cada vez es más confiada e Internet se considera como
un canal más de compra de productos más tradicionales o cotidianos.
Sin lugar a dudas, el perfil del comprador online ha evolucionado drásticamente,
y hoy en días su perfil es similar al consumidor off line.
La compra online es la tercera actividad favorita del internauta español, ya que
existen en torno a 5,1 millones de internautas. Los productos más vendidos,
viajes, informática y ticketing. Sin embargo, en España existe poca demanda con
respecto otros países europeos. Las principales razones, son:
Menor tamaño de la industria en venta directa.
Pocos recursos económicos para los internautas experimentados.
Desconfianza por parte de los consumidores en cuanto a la logística de entrega,
sistema de pago y seguridad.
Baja penetración del marketing directo en España.
Escasez de oferta, ya que más del 40% de las compras se realizan en el
extranjero.
Sistemas de CRM pobres, lo que hace que se descuide mucho la atención a
los clientes.
Las agencias de marketing, en nuestras estrategias e-commerce, debemos
preguntarnos de qué dependen las ventas a través de internet. Es cierto que la
usabilidad, el diseño, el proceso de compra, la forma de pago o las promociones
pueden ser factores determinantes, pero, una vez más, la clave se encuentra en la
segmentación de mercado y del posicionamiento del negocio en cuestión. Sino
realizamos una segmentación adecuada (teniendo en cuenta que hoy en día se
vende prácticamente de todo) y no nos posicionamos, nuestra oferta no será
visible y no conseguiremos llegar al consumidor final.
4. Cadenas de valor en la industria
El análisis de la cadena de valor es una herramienta gerencial cuyo propósito es
identificar aquellas actividades de la empresa que pudieran aportarle una ventaja
competitiva potencial a la organización y al mismo tiempo identificar fuentes de
afectación al proceso productivo. Michael portero propuso el concepto de cadena
de valor para identificar formas de generar más beneficio para el consumidor y con
ello obtener ventaja competitiva. El concepto radica en hacer el mayor esfuerzo en
lograr la fluidez de los procesos centrales de la empresa, lo cual implica entender
su interrelación funcional. Entre los procesos centrales se encuentran:
Realización de nuevos productos.
Administración de inventarios.
Tramite de pedidos y de entrega.
Servicio al cliente.
La cadena de valor:
Divide la empresa en sus actividades estratégicas relevantes para comprender el
comportamiento de los costos y las fuentes de diferenciación potencial. Una
empresa obtiene la ventaja competitiva desempeñando estas actividades más
eficientemente que sus competidores.
Su construcción implica la participación de los ejecutivos de todas las áreas
sustantivas de la organización, incluyendo el ejecutivo de finanzas, el cual deberá
prestar un análisis e(cautivo de los costos que implica la realización decada una
de las actividades en el desarrollo de su operación principal. derivado de este
análisis es factible estudiar la posibilidad de implementar estrategias de
optimización de los costos en los que incurre la empresa.
5. Evolución de la cadena de valor.
La evolución actual de los sistemas, maquinaria, tecnologías y procesos utilizados
en el sector industrial mediante el uso de las Nuevas Tecnologías: sensores,
internet, comunicación en tiempo real entre las máquinas, fabricación aditiva, etc.
Esto supone un cambio muy relevante en lo que se refiere a cómo se organiza y
gestiona la cadena de valor de cada actividad. Ya que supone aplicar nuevas
tecnologías a la cadena tradicional. Supone la apertura de datos, la aplicación de
nuevos estándares de seguimiento, una mayor conectividad, una tendencia a la
fabricación bajo demanda con un mayor grado de personalización, un aumento
importante en el uso de robótica que permita realizar tareas complejas y todo ello
sin de prestar atención a la seguridad.
1.5 Oportunidades de riesgo en la cadena de valor
Apoyamos a las empresas a identificar riesgos y oportunidades de sostenibilidad a
lo largo de la cadena de valor con el objetivo de implementar prácticas y políticas
responsables.
Diagnóstico RSE en la cadena de valor:
Identificación de impacto social, económico y ambiental en las diferentes áreas de
la cadena de valor
Evaluación de brechas de gestión
Propuesta de un plan de gestión en base a riesgos y oportunidades identificadas
Programa de RSE con proveedores:
Desarrollo de políticas y prácticas de abastecimiento responsable
Incorporación de RSE en proveedores
Desarrollo sostenible y relación con los clientes:
Marketing con causa
Consumo sostenible.
Comercio justo