Novela escrita por las alumnas de 2°A, Nuestra Señora del Buen Consejo, donde se cuenta la historia de cinco amigos que salen a recorrer el mundo al terminar el secundario.

 

Cuidado al terminar el secundario

Por The Five Crazy

Tan solo estábamos nosotros dos en aquella oscura habitación, adentro del armario, donde lo único que nos alumbraba era la luna. Y por aquella abertura del armario veíamos como el sujeto se nos acercaba con su…

Era sábado por la mañana, las 07:32 AM para ser exactos, debía despertarme temprano, ya que tendría que estar en la casa de invierno de mis padres a las 12:00 del mediodía. Son unas 3 horas de viaje, por suerte no estaré sola. mis amigos de la preparatoria irán, los invité porque mis padres me prestaron su casa y hace casi 3 años que nos recibimos.

Por cierto, soy Emily y tengo 20 años, mi cabello es marrón al igual que mis ojos, una combinación bastante simple.

Me busqué ropa abrigada, la casa estaba en medio del bosque y nevaba a menudo. Entre al baño y me di una ducha rápida, luego de terminar de vestirme y arreglarme tome las llaves del mueble y la valija que estaba a un lado, necesitaría cosas, allí no tengo nada. Salí  de mi casa y fui rumbo a la casa de Hannah. Me dijo que estaban todos allá, es un alivio para mi todos están reunidos en su casa y no me queda lejos. Conduje hasta allí, llegue en unos minutos, toque la puerta y Jeaden respondió .Él es un tanto distraído  pero con una sonrisa que a cualquier chica deja rendida. Lo digo por experiencia propia.

 

Hola- dice y me da un abrazo, yo hago lo mismo. Entro a la casa y todos estaban en la sala, incluyendo a Hannah. Ella se ve igual, siempre fue la típica chica rubia con buen cuerpo pero bastante tímida, solo se hablaba más conmigo.

Era bueno verla de vuelta, según lo que oí le sucedieron muchas cosas y nunca estuve con ella.

Hannah estaba en el sofá hablando con Enzo, él es el bromista del grupo, siempre nos hace reír con algún chiste malo o un gesto gracioso.  Al que no vi en sala fue a Lucas, recuerdo que el era el chico apasionado con la música, lástima, sus padres no lo dejaron seguir  una carrera musical porque ellos son importantes abogados, si él hubiera seguido esa carrera sería “una deshonra” para la familia.

¡Hola!- dije sonriente saludando a todos. Hannah alzo la mirada y sonrió al verme 

¡Emily!-exclamo Enzo parándose del sofá. En ese momento Lucas salió del baño rascándose la cabeza.

Termine de saludar a todos y fuimos al auto, me dieron sus maletas, las guarde en el baúl y me dirigí a la casa de invierno que quedaba del otro lado del país.