simplebooklet thumbnail

of 0

Más allá de la propia España, -en donde este espectáculo adquiere mayor relevancia y connotación-, se realizan también corridas de toros en países como Portugal, Colombia, México, Perú, Ecuador, Sur de Francia, etc.

Las corridas de toros, en su sentido moderno, nacen en España en el siglo XVIII y desde entonces han despertado críticas y desatado polémicas entre seguidores y detractores. Los argumentos han ido cambiando a lo largo del tiempo, según el momento histórico, y ha tenido para uno y otro bando justificaciones muy variadas: religiosas, morales, económicas, estéticas, políticas y culturales entre otras.

Con paso lento, pero seguro, los colectivos que se oponen a la lidia de toros han ido ganando espacios en sus objetivos de defensa contra la crueldad y tortura a que son sometidos los ejemplares taurinos en la corrida de toros.

LA TAUROMAQUIA 

Ha habido intentos recientes de prohibir las corridas en Francia, donde existe la afición en el sur del país. La cuestión se resolvió estableciendo legalmente que solo se podían matar toros en aquellos lugares donde se demostrase que son una tradición arraigada (en el sudeste y sudoeste, fundamentalmente). Sin embargo, pese a esta limitación persisten los esfuerzos de los colectivos defensores de los animales para abolir la corrida de toros en toda Francia.

En la ciudad de Caracas,en el Municipio Libertador, se aprobó declarar a la capital de Venezuela como Municipio Anti taurino. Con esta declaración Caracas se convirtió en la segunda ciudad venezolana en declararse anti taurina, después de Carrizal en el estado Miranda.

En Inglaterra éstas prácticas fueron prohibidas en 1824, el mismo año en que se fundó The Royal Society for the Prevention of Cruelty to Animals.

Junto con esto, desde el 2006 la televisión española dejó de transmitir las corridas de toros siguiendo las directrices de un nuevo Manual de estilo con las que evita mostrar en pantalla el sufrimiento animal. Con todo, ha sido objeto de crítica que la tauromaquia sea financiada con dinero público. En 2007, al sector taurino español se destinaron 500 millones de euros en forma de subvenciones y en 2008 casi 600.

Recientemente, se ha abolido la tauromaquia en la comunidad de Cataluña, en España. Esto se ha venido a sumar a la abolición que ya antes había decidido la comunidad de Las Canarias (1991), en ese mismo país.

El presidente Rafael Correa en Ecuador acaba de anunciar que se realizará una consulta popular para poner término o no a este controvertido espectáculo. También en Nicaragua se acaba de promulgar la“ley de Bienestar Animal”, que prohíbe matar o herir a los toros en las corridas.

Inmediatamente después de concluida la Guerra Civil Española, desde sectores progresistas se intentó relacionar las corridas de toros con el régimen franquista y, en general, a la España "vieja y negra". Por ello, algunos medios intelectuales, sobre todo británicos, creyeron que con el advenimiento de la democracia en España estos espectáculos desaparecerían, algo que no sucedió así. No sin razón entonces, el diario Times publicó con asombro en esos años que «en la España de los yuppies y la democracia, triunfa cada vez más la Fiesta de los toros».

En la actualidad, son los defensores de los derechos de los animales quienes encabezan la crítica a la celebración de las corridas de toros.

Ahora bien, la abolición reciente de la corrida de toros en Cataluña, ha reavivado un acalorado debate en la sociedad española; unos, a favor de la abolición y otros en contra. Los primeros califican la corrida de toros como un acto de barbarie, un evento cuya puesta en escena tiene reservada la muerte segura del toro tras un prolongado y doloroso proceso de tortura. Los otros, en cambio, argumentan que con la prohibición se pierde un “arte” (¿), un “deporte” (¿), una “cultura” (¿) que le es propia a la identidad específica de lo español. Una vieja controversia que se reanima nuevamente ahora con esta reciente abolición.

En Chile, nuestro país, nunca se ha practicado la tauromaquia, por lo que poco es lo que sabemos sobre tan controvertido supuesto arte, o deporte, o manifestación cultural. Sin embargo, guardando las distancias, tenemos acá en nuestro país “el rodeo”, donde músculos y huesos de los vacunos quedan maltrechos tras los arrinconamientos y topeaduras de que son objeto por parte de unos ridículos huasos que pretenciosamente exhiben sus habilidades y destreza en el manejo de sus cabalgaduras. Se argumenta también, -al igual que para las corridas de toros en España-, que el rodeo es un deporte, un evento cultural, un arte demostrativo típico de chilenidad

Por esta vía, lo mismo se podría concluir para la pelea de gallos, o la pelea de perros y, por extensión, llegar también hasta el mismo boxeo. Para mi gusto a toda esta clase de espectáculos hay que meterlos en el mismo saco, aunque sus connotaciones se muestren distintas. Quizás sin estar de acuerdo, se podría excusar al boxeo al ser éste un enfrentamiento a golpes que se dan dos contendores tras el libre consentimiento de ambos. En cambio, el enfrentamiento entre animales, o contra los animales, el animal nada tiene que decir, toda vez que es obligado e inducido para participar en dichos espectáculos.

Muchas mascotas (perros, gatos, pájaros, etc) sufren de maltrato sin que sus dueños estén conscientes de ello, pues la negligencia es abuso indirecto y comprende el abandono, la mala o inadecuada alimentación, dejarlos a la intemperie pasando frío o calor, olvidar ponerles agua o comida, no limpiar el lugar donde comen o habitan, no chequearlos periódicamente con un veterinario, olvidar asearlos, entre otros. Los menos afortunados corren con la mala suerte de sufrir maltrato directo como golpes, tortura, mutilaciones y hasta la muerte.

El maltrato animal por definición es todo comportamiento o acción, que cause dolor o estrés a un animal.

EL MALTRATO ANIMAL

“Estoy a favor de los derechos de los animales tanto como de los derechos humanos. Es la única manera de ser un humano completo.” Abraham Lincoln

Según estudios médicos, una persona que abusa de un animal no siente empatía hacia otros seres vivos y tiene mayor riesgo de generar violencia hacia otras personas. La Asociación Psiquiátrica Americana lo considera como uno de los diagnósticos para determinar desórdenes de conducta. Si un niño nos habla sobre el maltrato a su mascota, podría estar hablándonos también de su propio sufrimiento.

No sólo las mascotas están sujetas al maltrato. Algunos mal llamados “deportes” como las corridas de toros, los toros coleados, la cacería, entre otros, tienen como objetivo principal la tortura o muerte de un animal. Otras actividades más crueles, tienen fines económicos: matan al animal para vender su piel o alguna de sus partes, al mejor postor para hacer pulseras, zarcillos, zapatos, carteras, etc.

En China, la “moda” es utilizar llaveros plásticos que contienen tortugas vivas dentro. No puedo siquiera ahondar en este tema pues me parece una abominación.

En Australia, una organización llamada Oscar’s Law está luchando fervientemente para erradicar las fábricas de cachorros. Pues tras lo “tierno” que pueda parecer un perrito en una tienda de animales, se encuentra un negocio inhumano de profunda crueldad. Las granjas o fábricas de cachorros, son instalaciones de cría de perros, cuyo objetivo principal es la obtención de beneficios económicos, y generalmente no velan por su salud, higiene, alimentación ni desarrollo.

Recientemente, el famoso actor Leonardo Di Caprio, alzó su voz en contra del comercio de marfil en Thailandia, pues le ha costado la vida a miles de elefantes en todo África alcanzando cifras récord de elefantes masacrados. En este link puedes firmar la petición para ayudar a que esto se detenga.

  • Existen miles de organizaciones “haciendo ruido” para que el mundo entero las escuche. Busca en tu país, pues seguramente hay alguna promoviendo la adopción de mascotas, el cuidado de animales o la preservación de la fauna, y tal vez ayudar de alguna manera o aportar algo positivo.
  • Después de miles de años de caza indiscriminada, pesca y matanza para el consumo masivo, el vegetarianismo y el veganismo están calando cada día más en la sociedad, excluyendo y rechazando todas las formas de explotación y crueldad hacia el reino animal. Si eres de los que jamás dejará de comer carne, al menos intenta consumir menos.
  • Enseña a los más pequeños el amor y respeto por la vida de los animales.

Por otra parte, la Unión Europea aprobó una ley que prohíbe la experimentación en animales con fines cosméticos. Esto quiere decir que a partir del pasado 11 de marzo, quien desee vender productos cosméticos en Europa, no debe probarlos en animales en ninguna parte del mundo. La prohibición incluye artículos de aseo y productos de belleza que van desde perfumes y cremas, hasta jabón y pasta de dientes.  Al fin, ¡bravo por los animales!