simplebooklet thumbnail

of 0
HIJAS DE NUESTRA SEÑORA DE LAS
MISERICORDIAS
INDICE
PRESENTACIÓN…………………………………………………………………………….1
CAPÍTULO I
VIRTUD, VOTO Y PROMESA …………………………………………………………2
CAPÍTULO II
CONSAGRACIÓN Y CONSEJOS EVANGÉLICOS …………………………...3
CAPÍTULO III
NOCIONES DE CONSEJOS EVANGÉLICOS ……………………………………..5
CAPÍTULO IV
VIDEO DE CORAZÓN A CORAZÓN ……………………………………………..7
CONCLUSIÓN ………………………………………………………………………………9
AGRADECIMIENTO ……………………………………………………………………..10
PRESENTACIÓN
Este libro de nociones de consejos
evangélicos aborda el estudio realizado
en el 2017 por las prenovicias de
segundo año de la congregación de las
Hijas de Nuestra Señora de las
Misericordias.
1
CAPÍTULO I
VIRTUD, VOTO Y PROMESA
Existen varios significados sobre los que es virtud, voto y
promesa.
Por virtud se entiende que es un cualidad estable de la
persona, ya sea natural o adquirida, también puede
designar la fuerza o el valor que tiene una persona ante
determinadas situaciones. Virtud es un hábito de vida que
nos lleva a realizar actos buenos y dar lo mejor de
misma.
Por voto entendemos que es un todo de tomar
decisiones en el que se fomenta la soberanía popular, en
cuanto a lo religioso es un ofrecimiento que hace una
persona de realizar una obra piadosa que conlleva algún
sacrificio; el voto es hecho por devoción o por obtener
algún beneficio.
Promesa, desde un punto socio-cultural es un
ofrecimiento de dar algo a otra persona.
Es la expresión de la voluntad de hacer algo por alguien o
de hacer un sacrificio en caso de conseguir un logro.
2
3
CAPÍTULO II
CONSAGRACIÓN Y CONSEJOS EVANGÉLICOS
La consagración es el acto de consagrar, proviene del
término latín consacrare” que significa consagrado. Una
consagración es el ofrecimiento de una persona, un lugar
o una cosa a una entidad religiosa mediante un rito
sagrado o ceremonia. Podemos ser consagrados por
medio del sacramento bautismal para formar parte de la
familia de Dios en la Iglesia. También podemos ser seres
consagrados puede que a un trabajo, estud io con el fin
de alcanzar un ideal.
La consagración religiosa en cambio es el voto por el
Reino, la ofrenda de la vida misma al servicio de Dios y de
los hermanos.
Los Consejos Evangélicos son recomendaciones exigentes
que el Evangelio nos presenta, válido para toda persona
ya sea que viva en el matrimonio o en la Vida
Consagrada.
Dios nos hace un llamado a cada uno en diferentes
realidades a una sola misión, redimir y salvar a las
personas, continuar con la obra de Cristo quien es sus 33
años, con su vida escandalizó” al mundo, siendo pobre,
casto y obediente.
4
Cristo nos llama a seguir sus huellas, a seguir con su misión y
con estas tres armas que son: La pobreza, castidad y
obediencia podemos ayudar, pues al hacer voto por ellas
expresamos nuestra preferencia de ser perfectos en Cristo
Jesús. Es de gran importancia meditar y profundizar en cada
una de ellas:
POBREZA: Es el arma que nos ayuda a pu rificar el deseo de
tener y poseer, nos hace libres, sin atad uras en el mundo
como son los bienes económicos. Por el voto de pobreza
se renuncia a ello para ir libres a trabajar por el Reino, así
como Jesús que fue pobre “Y Jesús le dijo: Las zorras
tienen madrigueras y las aves del cielo nidos, pero el Hijo
del Hombre no tiene dón de recostar la cabeza. Mt.8 .20.
OBEDIENCIA: Mediante el voto de obediencia rechazamos
el deseo de poder mandar y gobernar y optamos por
acatar las órdenes del Padre en la Iglesia, en la
Comunidad, en el Superior y en mismo.
CASTIDAD: Por este voto expiamos todo deseo de lujuria y
placer renunciando a todo tipo de afecto para disponer el
corazón a un amor universal, igual que Jesús quien se hizo
víctima del amor y se entregó del todo a Reino.
5
CAPÍTULO III
NOCIONES DE CONSEJOS EVANGÉLICOS
Todo consagrado no es sólo un Religioso sino una persona
creyente, que ha recibido desde su bau tismo la Consagración.
Desde el vientre materno somos consagrados a la vida, a la fe,
a la santidad; desde allí podemos decir que es un acto que
nos une a Dios mediante un vínculo estrecho.
La promesa es la expresión de la voluntad de hacer algo por
alguien o de cumplir cierto sacrificio para conseguir algo.
Podemos entender que una promesa es un acuerdo entre dos
partes que se comprometen a realizar algo ante el
cumplimiento de una condición o el vencimiento de un plazo.
La virtud es la base de hacer ejercitaciones, construir; que
requiere un hábito de vida y requiere constancia.
Los votos son un estilo de vida y compromiso para vivir como
vivió Cristo. Cada voto profundiza la relación con Jesús y es Él
mismo el modelo para vivirlo. La libertad, la identidad son
necesarias para nuestro ideal.
Ante el poder se nos presenta la Obediencia
Ante el tener se presenta la Pobreza
Ante el placer se presenta la Castidad
Estas crean un estilo de vida diferente para vivir las
propuestas de Jesús.
Quien vive la pobreza es fiel a su misión, es
responsable; hace el corazón libre de bienes.
Quien vive la castidad responde al amor y renun cia a
afectos para tener un corazón libre.
Quien vive la obediencia imita a Cristo y participa en su
misión encomend ada por el Padre.
6
CAPÍTULO IV
VIDEO CORAZÓN A CORAZÓN
Nuestro Dios es El Dios de los imposibles, por eso decimos
“lo que Dios ha unido que no lo separe el hombre”. Al
hablar de los Votos Evangélicos se afirma que éste
compromiso es de todos los Bautizados, solo que se hace de
una forma más radical en una vida consagrada, es como el
matrimonio luego de un noviazgo, es un compromiso para
siempre.
Desde el Génesis con Adán y Eva se vivía en pobreza,
castidad y obediencia, hasta que se separaron y dudaron de
Él dándole así rienda suelta a las potencias del hombre:
MENTE segándola, entorpeciéndola y volviéndola tarda;
VOLUNTAD debilitándola por el mal y la prepotencia y
CORAZÓN asfixiándolo con el egoísmo. Así que se necesitó
un Salvador Divino para restaurar la ofensa al Padre Divino,
todos lo sabían por ello todas las mujeres esperaban parir
al Salvador, hasta que nace así Jesucristo para reparar con
su vida el pecado y agradar Al Padre, ser su deleite hasta
que Dios no aguanta y dice Este es mi Hijo, mi amado”.
7
8
Con Jesús se convierten la pobreza, castidad y
obediencia en armas para reparar el pecado,
equilibrando la rebeldía con su Obediencia, el deseo de
tener más con su pobreza y placer incontrolado con su
virginidad, dando así paso al Espíritu Santo.
Pero Él no se qu eda sólo sino que nos hace parte de su
cuerpo Místico, para así participar de la Redención del
mundo, contrarrestando con la pobreza el exceso de
avaricia, con la Obediencia a la prepotencia y con la
Castidad la lujuria, convirtiéndonos así en madres
espirituales.
Finaliza diciendo que los consejos evangélicos no se
pueden vivir por obra propia, sino por Gracia de Dios y
nos vuelven eficaces, prácticas, libres y disponibles,
además que si sentimos el llamado es porque Dios nos
quiere.
9
CONCLUSIÓN
Al realizar este estudio pudimos profundizar, asimilar e
interiorizar con más conciencia los conceptos de voto,
consagración, promesa, virtud y consejos evangélicos, y así
tener más claro su significado en nuestro estilo de vida.
Al saber con exactitud que los consejos evangélicos son una
opción de vida para el seguimiento radical e identificación
con Jesús y que nos enseñan a vivir de una forma diferente
a la que nos presenta el mundo, nos lleva a valorar más
nuestra vocación, a sentir con mayor intensidad el deseo de
entregar nuestra vida por la causa del Reino y ser
testimonio de amor yendo contra corriente.
10
AGRADECIMIENTO
Nuestros profundos agradecimientos primeramente a:
Dios por el don bendito de la vocación y a nuestra
Madre de las Misericordias modelo perfecto de
seguimiento a Jesús.
Nuestra formadora Hna. Adriana Palencia por su
ejemplo de consagración y disposición para
orientarnos este estudio.