simplebooklet thumbnail

La contaminación hídrica o la contaminación del agua es una modificación de esta, generalmente provocada por el ser humano, que la vuelve impropia o peligrosa para el consumo humano, la industria, la agricultura, la pesca y las actividades recreativas, así como para los animales.

of 0

FUENTES HÍDRICAS

Valentina Camacho

Tatiana Moscoso

La contaminación hídrica o la contaminación del agua es una modificación de esta, generalmente provocada por el ser humano, que la vuelve impropia o peligrosa para el consumo humano, la industria, la agricultura, la pesca y las actividades recreativas, así como para los animales.

Aunque la contaminación de las aguas puede provenir de fuentes naturales, como la ceniza de un volcán, la mayor parte de la contaminación actual proviene de actividades humanas.

El desarrollo y la industrialización suponen un mayor uso de agua, una gran generación de residuos, muchos de los cuales van a parar al agua y el uso de medios de transporte fluvial y marítimo que en muchas ocasiones, son causa de contaminación de las aguas. Las aguas superficiales son en general más vulnerables a la contaminación de origen antrópico que las aguas subterráneas, por su exposición directa a la actividad humana. 

Fuentes de contaminación hídrica  

La calidad de las aguas residuales depende de los contaminantes que están presentes en el agua y de la medida en que este agua es tratada antes de liberarla junto con el resto de vías fluviales.

Las aguas residuales domésticas son principalmente de papel, jabón, orina, heces y detergentes. Los desechos industriales, en cambio, son variados y dependen de los procesos específicos de las plantas de las que proceden en origen, pueden ser: los cloro fenoles y fungicidas con las fábricas de pasta, los insecticidas con la industria química y las sustancias radiactivas con las centrales nucleares.

Los residuos radiactivos se vierten en el mar en grandes barriles con col objeto de mantenerlos alejados de los centros urbanos, pero a menudo los barriles se deterioran después de un tiempo.
El petróleo en muchas ocasiones, es liberado en el mar a través de petroleros y barcos hundidos. Este tipo de desgracias ocurre con bastante asiduidad en los últimos años.

Los plaguicidas se aplican al agua para controlar las plagas acuáticas.
Las pinturas de los barcos durante los viajes largos sobre el océano suelen finalmente acabar en el agua.

Mecanismos para reducir la contaminación hídrica:

La desinfección

Generalmente a base de cloro, se utiliza a menudo contra los patógenos.

La DBO

Puede ser reducida antes del vertido tratando los efluentes municipales e industriales en balsas de decantación y de retención y en tanques de activación de lodos.

El control del nitrógeno y del fósforo:

Consiste en reglamentar la fuente (detergentes sin fósforo) y el uso del suelo (limitaciones del uso de fertilizantes). Tratamientos especiales permiten eliminarlos de los efluentes municipales e industriales.

Los materiales tóxicos:

Deben ser regulados más antes. La diversidad de los productos tóxicos va aparejada con la diversidad de los problemas hídricos que generan y las posibilidades de regulación que existen. Los BPC (bifenilos policlorados), por ejemplo, deben ser controlados en el lugar de producción para limitar su dispersión.

Ciertos productos tóxicos pueden ser reemplazados por sustitutos no tóxicos.

La acidificación:

Puede ser anticipada con eficacia por el control de los rechazos atmósfericos de óxido de nitrógeno y de azufre.

¿Qué es un filtro?

Un filtro de agua es un aparato compuesto generalmente de un material poroso y carbón activo, que permite purificar este líquido que viene directamente del acueducto y llega a través de los grifos. Al pasar por el filtro, este atrapa las partículas que el agua trae y pueden ser tóxicas o perjudiciales para la salud, algunos de estos elementos son arena, barro, oxido, polvo, hierro, altas cantidades de cloro y bacterias, entre otros.

FILTRO DE IMPULSIÓN O DE PRESIÓN: se ubican dentro de la línea de presión alta, en el grupo de bombeo. Los filtros de presión ayudan al resguardo de aquellos componentes sensibles o frágiles, como por ejemplo las válvulas.

FILTRO DE RETORNO: es un circuito cerrado de carácter hidráulico, el cual es ubicado en el depósito o bien en la parte superior de la conducción del líquido de retorno al depósito. Su propósito consiste en controlar aquellas partículas desarrolladas a parir del contacto con los elementos movibles propios del dispositivo.

FILTRO DE VENTEO, RESPIRACIÓN O DE AIRE: como su nombre lo indica, son aquellos ubicados en los respiradores de un equipo, con la finalidad de impedir la entrada de elementos contaminantes procedentes del aire.

FILTRO DE RE CIRCULACIÓN: son colocados en la parte superior de la línea de refrigeración, y su función es eliminar aquellos elementos sólidos depositados en el sector hidráulico.

FILTRO DE SUCCIÓN O STRAINERS: son creados para impedir el ingreso de  corpúsculos hacia  las bombas.

FILTRO DE LLENADO: su instalación es análoga a los filtros de respiración o venteo. Su ubicación se limita a la entrada del depósito para la renovación del fluido hidráulico. Los filtros de llenado tienen como propósito imposibilitar  la entrada de elementos contaminantes que se hayan ubicado en el contenedor.




Evolución de los filtros de agua:

Las tecnologías que emplea el hombre en su desarrollo tradicional van cubriendo poco a poco las necesidades de mejorar la calidad del agua que consume, con la implementación de estos progresos técnicos en los aparatos purificadores de agua. En consecuencia, las necesidades esenciales que el hombre debe absorber para su satisfacción personal, como son las actividades relacionadas con la vestimenta, la comida que ingiere y su bebida, tienen que ser perfectamente controladas. Es por ello que resulta muy normal el hecho de que aumente el interés hacia el desarrollo de los dispositivos purificadores de agua, debido a la importancia que las personas le atribuyen al consumo de agua. Como el hombre quiere satisfacer de modo eficiente sus necesidades, busca consumir los elementos vitales con un alto grado de excelencia en su calidad.

Cuando se planifican y gestionan adecuadamente, los proyectos de aprovechamiento de aguas residuales ejercen efectos ambientales positivos e incrementan el rendimiento agrícola y acuícola. El mejoramiento del medio ambiente obedece a diversos factores; entre los más importantes se encuentran los siguientes:

 - Evitar la contaminación de cuerpos de aguas superficiales debido al vertimiento directo de las aguas residuales en ríos, lagos o mares. De esta manera, se reducen significativamente algunos problemas de contaminación ambiental, tales como el agotamiento del oxígeno disuelto y la eutroficación, entre otros. 

- Conservar o emplear de manera más racional los recursos de agua dulce, sobre todo en zonas áridas y semi áridas. Esto posibilita que el agua dulce se destine a satisfacer la demanda urbana y que el agua residual convenientemente tratada se aplique al uso agropecuario.

 - Reducir la necesidad de fertilizantes artificiales, con la consiguiente disminución de gastos en energía y de la contaminación industrial. 

- Conservar el suelo por enriquecimiento con humus y prevenir la erosión del terreno. 

- Luchar contra la desertificación y recuperar zonas áridas mediante el riego y la fertilización de bosques.

 - Mejorar las zonas recreativas de las ciudades, mediante el riego y la fertilización de espacios verdes (parques, campos deportivos), así como incrementar su atractivo visual mediante entornos ecológicos alrededor de las urbes.

EVOLUCIÓN DE FILTROS Y LA CONTAMINACIÓN HÍDRICA

 

La unidad de Tecnologías Químicas del Instituto tecnológico metalmecánico, Aimme, ha desarrollado un prototipo de filtrocon posibilidad de incorporar nanopartículas de oro, que permite la reducción de la contaminación del agua por metales pesados.

Esta tecnología está pensada básicamente para las industrias del sector metalmecánico, cuyas aguas necesitan tratamientos especiales para su depuración, ha informado el instituto valenciano en un comunicado.

El responsable de la Unidad de Tecnologías químicas, Francisco Bosch, ha destacado que "gracias a este filtro se reduce la concentración de metales pesados y se mejora la eficiencia en su tratamiento, reduciendo de esta manera el impacto generado al medio ambiente".

Actualmente las empresas utilizan técnicas fisico-químicas como la precipitación y este filtro consigue mejorar la captación de los metales, especialmente cuando se encuentran en concentraciones bajas.

 Trabaja en la minimización del efecto sobre el medio ambiente de todas las sustancias que se utilizan en la fabricación de cualquier producto metálico y en las aplicaciones del sector.

Una de sus áreas de trabajo es la recuperación de los componentes útiles que pueden reutilizarse, tras el proceso de depuración o la valorización de los residuos, como la conversión de los lodos que surgen de la depuración en fertilizantes agrarios.

El aprovechamiento de aguas residuales ejerce efectos ambientales positivos e incrementan el rendimiento agrícola y acuícola. El mejoramiento del medio ambiente tiene diversos factores; entre los más importantes se encuentran los siguientes:

 - Evitar la contaminación de cuerpos de aguas superficiales debido al vertimiento directo de las aguas residuales en ríos, lagos o mares. Así se reducen significativamente algunos problemas de contaminación ambiental como el agotamiento del oxígeno disuelto.

- Conservar o emplear de manera más racional los recursos de agua dulce. Esto posibilita que el agua dulce se destine a satisfacer la demanda urbana y que el agua residual convenientemente tratada se aplique al uso agropecuario.

 - Reducir la necesidad de fertilizantes artificiales, con la consiguiente disminución de gastos en energía y de la contaminación industrial.

- Luchar contra la desertificación y recuperar zonas áridas mediante el riego y la fertilización de bosques. 

- Mejorar las zonas recreativas de las ciudades, mediante el riego y la fertilización de espacios verdes, así como incrementar su atractivo visual mediante entornos ecológicos alrededor de las urbes.

Entre las ventajas de los purificadores de agua estan: 

Que permiten el acceso a agua pura a cualquier persona que así lo desee. Esto es de especial ayuda en aquellas zonas donde la calidad del agua es menor. También se podría decir que mejoran la calidad del agua, provenga de donde provenga. Estos aparatos permiten a cualquier persona beber agua sin riesgos para su salud. Aumentan la seguridad y disminuyen el riesgo de padecer enfermedades o infecciones por la ingesta de agua contaminada. 

Un desventaja puede ser que:

Si no se realiza un correcto mantenimiento, los filtros podrían convertirse en un caldo de cultivo para suciedad y bacterias, consiguiendo precisamente el efecto contrario al que se pretende. Se calcula que un filtro mal limpiado podría provocar la existencia de hasta 2.000 bacterias más que en un agua sin pasar por el purificador.