simplebooklet thumbnail

folleto de la tecnologia adecuada

of 0

TECNOLOGIA ADECUADA

El uso adecuado de la tecnología se refiere a usar para investigar y aprender como ventaja, también para comunicarse entre las personas, la elaboración de estos tiene como consecuencia ambiental la: CONTAMINACION DEL AIRE:la emisión de dióxido de carbono a la atmósfera CONTAMINACIÓN DEL SUELO:al desecharla lo contamina CONTAMINACIÓN DEL AGUA: los residuos los desechan a los ríos, lagos o mares.

En la práctica se la define a menudo como la que usa el nivel de tecnología más sencilla que puede alcanzar con eficacia el propósito buscado para esa localización concreta. En todo caso, esta terminología no resulta muy precisa.

  1. La tecnología adecuada (TA), también conocida como tecnología apropiada o intermedia, es aquella tecnología que está diseñada con especial atención a los aspectos medioambientales, éticos, culturales, sociales y económicos de la comunidad a la que se dirigen. Atendiendo a estas consideraciones, las TA emergen del medio local, y normalmente demandan menos recursos, son más fáciles de mantener, presentan un menor coste y un menor impacto sobre el medio ambiente respecto a otras tecnologías equiparables.

Quienes proponen el término lo usan para describir aquellas tecnologías que consideran más adecuadas para su uso en países en vías de desarrollo o en zonas ruralessubdesarrolladas de los países industrializados, en las que piensan que las altas tecnologías no podrían operar y mantenerse. La tecnología adecuada normalmente prefiere las soluciones intensivas en trabajo a otras intensivas en capital, aunque utiliza mecanismos de ahorro de trabajo cuando esto no implica altos costos de mantenimiento o de capital.

El término adquirió relevancia durante la Crisis del petróleo de 1973 y con el movimiento ecologista de los 70s. El economista británico (y anterior asesor del Panel Británico sobre el Carbón) E. F. Schumacher fue uno de los creadores del concepto.

Un término relacionado, la tecnología intermedia, se refiere específicamente a las herramientas que cuestan más o son más sofisticadas o complejas que aquellas que se usan normalmente en los países en vías de desarrollo pero siguen siendo aún más baratas, o más accesibles, que aquellas que serían usadas en un país desarrollado. A menudo, en países en vías de desarrollo, este es un primer paso entre los criterios de "adecuación" propuestos por estos autores. De acuerdo con ellos, normalmente es "apropiado" usar sólo las tecnologías que pueden ser reparadas de forma local por los mismos usuarios.

Ya durante los 80 y 90 se empezaba a hablar cada vez más de tecnología social, a la par que se desarrollaba el campo de investigación llamado CTS (Estudios de Ciencia, Tecnología y Sociedad). Se empieza a querer dotar al término de cierta perspectiva finalista (¿tecnología adecuada para qué?).

Por otro lado, desde una perspectiva vinculada al desarrollo humano y la cooperación para el desarrollo, en el año 2001 se publicaba el Informe de Desarrollo Humano del PNUD titulado “Poner el adelanto tecnológico al servicio del desarrollo humano”. En él, se pretendía también dar un sentido más finalista al uso de la tecnología en la línea de lo que entonces se entendía por desarrollo humano, concepto que ha ido cambiando con el tiempo. Esta publicación constituye el primer intento de vincular la tecnología y el desarrollo bajo el paradigma del Desarrollo Humano. En años posteriores, múltiples informes adoptan el término y lo completan. Además, organizaciones como la Federación Española de Ingeniería Sin Fronteras, en colaboración con departamentos de diversas universidades como la Universidad Politécnica de Cataluña o la Universidad de Valencia, siguieron profundizando en el tema, a medida que el paradigma del Desarrollo Humano iba evolucionando. De esta manera, empezaron a cuestionar las tecnologías clasificadas intrínsecamente como apropiadas. La participación de las personas usuarias en todo el ciclo del hecho tecnológico (y por tanto la manera de “gobernarla”), la intencionalidad del desarrollo tecnológico y de las tecnologías concretas desarrolladas (aunque puedan tener un buen uso en casos concretos, difícilmente pueden por si mismas escapar del modelo de desarrollo en el que y para el cual fueron desarrolladas), así como el cuestionamiento de la neutralidad intrínseca de la tecnología (vinculándola ya claramente a elementos como política y ética, mientras se recupera el pensamiento a este respecto de autores como Haberman o más modernos como Ramón Queraltó), definen el camino que está tomando el enfoque de Tecnología para el Desarrollo Humano (TpDH).

Tecnología de la información y de la comunicación

  • El OLPC XO y el Simputer son ordenadores orientados a los países en vías de desarrollo, y su ventaja principal es su bajo coste. Otros factores relevantes incluyen la resistencia al polvo, la fiabilidad y el uso de un lenguaje oportuno.
  • Eldis OnDisc y la Biblioteca de la Tecnología Adecuada son proyectos que usan CD y DVD para dar acceso a información sobre desarrollo en áreas que carecen de acceso a Internet fiable y asequible.
  • La radio a manivela y el sistema informático y de comunicaciones planeados por la Fundación Jhai es independiente de todo suministro energético.
  • Existe también el GrameenPhone, que ha fusionado la telefonía móvil con los programas de microcréditos del Banco Grameen para proporcionar a las poblaciones campesinas de Bangladesh acceso a la comunicación.
  • Loband, una página web desarrollada por Aptivate quita todas las fotografías y todo el contenido intensivo en ancho de banda de las páginas web y las convierte a texto plano, permitiendo la navegación por ellas con normalidad. Esta página web ha incrementado ampliamente la velocidad de navegación, y su uso es adecuado para conexiones con anchos de banda como los que son disponibles generalmente en el mundo en vías de desarrollo.

Ejemplos y sostenibilidad

Energía

Las tecnologías energéticas "adecuadas" son especialmente idóneas para las necesidades a pequeña escala y/o de zonas aisladas. En todo caso ha de tenerse en cuenta la alta inversión en capital.

La electricidad puede suministrarse desde paneles solares (que son caros inicialmente, pero sencillos), molinos de viento o instalaciones microhidráulicas, con almacenamiento de la energía en baterías.

El biobutanol, biodiésel y directamente el aceite vegetal pueden resultar adecuados como biocombustibles directos en zonas donde el aceite vegetal está fácilmente disponible y es más barato que los combustibles fósiles.

Construcción

El adobe (incluida la variación llamada Super Adobe), la tierra embutida, el ladrillo holandés y las mazorcas pueden considerarse como tecnologías adecuadas para muchos de los países en vías de desarrollo, dado que usan materiales que son ampliamente disponibles de forma local y son relativamente baratos. Debe tenerse en cuenta el contexto local como, por ejemplo, con los ladrillos de barro que pueden no resultar duraderos en una zona de grandes lluvias (aunque para corregir esto puede utilizarse un tejado grande y la estabilización con cemento), y si los materiales no son fácilmente conseguibles, el método puede ser inadecuado. Otras formas de construcción natural pueden considerarse tecnologías adecuadas, aunque en muchos casos puede que hagan más énfasis en su sostenibilidad que en su coste o idoneidad.

La organización Arquitectura para la Humanidad incorpora también los principios de la tecnología adecuada, dedicándose a atender las necesidades de las poblaciones empobrecidas y afectadas por desastres.

Alumbrado

La Fundación Ilumina el Mundo utiliza luces led blancas y fuentes de energía renovable como paneles solares para proporcionar alumbrado a poblaciones empobrecidas en zonas alejadas, representando ventajas significativas comparadas con las lámparas de queroseno a las que reemplazan.

La lámpara de botella segura es una lámpara de queroseno más segura diseñada en Sri Lanka. Su mayor seguridad consiste en una tapa de metal enroscable, y dos extensiones planas en los lados que previenen que ruede si es volcada.

Un generador (funcionando a base de biocombustibles) puede funcionar de forma más eficiente si es combinado con baterías y con un inversor; esto incrementa significativamente el coste en capital pero reduce los costes de funcionamiento, y puede representar potencialmente una opción más barata que la eólica, la solar y la micro-hidráulica.

El biogás es otra fuente potencial de energía, especialmente donde haya un suministro abundante de residuos orgánicos.

El término tecnología energética blanda fue acuñado por Amory Lovins para describir las energías renovables adecuadas.