simplebooklet thumbnail

.

of 0

Contaminación Electrónica

"Causas y Consecuencias"

Martes 13 de Febrero, 2018

En Exclusiva para Hawk & Co.

Hawk & Co.

Año 1

Revista #1

"Hasta que gozamos de la oportunidad de amar a algún animal una parte del alma permanece dormida.”
Autor Descononocido

José Pablo Hernández Hawk; nacido el 6 de Enero del 2001 en Cancún, Quintana Roo (México); estudiante de la Escuela Nacional Preparatoria, plantel #5 "José Vasconcelos".

Nos presenta ésta corta revista acerca de la contaminación electrónica; sus causas, y algunas de las muchas consecuencias que ésta puede generar.

Hawk & Co.

SOBRE EL AUTOR

"Verdaderamente el hombre es el Rey de los animales....Pues su brutalidad supera la de ellos"
Leonardo Da Vinci

Contaminación Electrónica

El fenómeno que nos afecta a todos.

Se llama basura electrónica a todos aquellos dispositivos eléctricos o electrónicos que han llegado al final de su vida útil y, por lo tanto, son desechados. Computadoras viejas, celulares, electrodomésticos, reproductores de mp3, memorias USB, faxes, impresoras, etc.  Algunos se rompen y otros quedan obsoletos por el avance de la tecnología.

El problema que nos preocupa y sobre el cual estamos trabajando es que la basura electrónica es vertida a cielo abierto, lo cual resulta altamente contaminante. Los metales y demás elementos que poseen estos Residuos de Aparatos Eléctricos y Electrónicos (conocidos como RAEE) son tóxicos y contaminan el medio ambiente, perjudicando el aire que respiramos, la tierra y el agua que bebemos.

La contaminación ambiental afecta, por ende, la salud de todos los seres humanos. Profesionales de la salud detallan los problemas que suponen para el organismo materiales como el plomo (perturbaciones en la biosíntesis de la hemoglobina y anemia, incremento de la presión sanguínea, daño a los riñones, abortos, perturbaciones del sistema nervioso y disminución de la fertilidad del hombre); el arsénico (veneno letal); el selenio (desde sarpullido e inflamación de la piel hasta dolores agudos); el cadmio (diarrea, dolor de estómago y vómito severo, fractura de huesos, daños al sistema nervioso, e incluso puede provocar cáncer); el cromo (erupciones cutáneas, malestar de estómago, úlcera, daños en riñones e hígado y cáncer de pulmón); el níquel (afecta los pulmones, provoca abortos espontáneos).

"La tierra es lugar de trabajo y es el lugar del deleite del cuerpo para el descanso;
Y es el lugar de encuentro para que los cuerpos disfruten el placer,
Y es disputa de poder entre hermanos y hermanas,
Y es lugar de sombra que acoge la llegada de la vida,
Y es espacio de animales diversos y saltarines...
¡Es lugar de encuentros y desencuentros de la vida!"

Tania Mara Vieira Sampaio

La innovación tecnológica en los últimos 60 años recibió un impulso sin precedentes. Esto ha posibilitado que tecnologías en principio caras, complejas y orientadas a un público determinado, sean hoy baratas, sencillas y fácilmente utilizables en la vida cotidiana.

Este constante desarrollo tecnológico sumado a la lógica del mercado, genera un permanente recambio de los artefactos eléctricos y electrónicos que se consumen de manera doméstica. Las nuevas funcionalidades y modelos de los aparatos; la mayor accesibilidad por la disminución de los costos y la oferta constante de “la novedad”, hacen que estos productos se tornen obsoletos con mayor rapidez.

La innovación tecnológica en los últimos 60 años recibió un impulso sin precedentes. Esto ha posibilitado que tecnologías en principio caras, complejas y orientadas a un público determinado, sean hoy baratas, sencillas y fácilmente utilizables en la vida cotidiana.

Este constante desarrollo tecnológico sumado a la lógica del mercado, genera un permanente recambio de los artefactos eléctricos y electrónicos que se consumen de manera doméstica. Las nuevas funcionalidades y modelos de los aparatos; la mayor accesibilidad por la disminución de los costos y la oferta constante de “la novedad”, hacen que estos productos se tornen obsoletos con mayor rapidez.


Debido a esto, la otra cara de este “boom” de consumo masivo de aparatos eléctricos y electrónicos es la explosión en la generación de basura electrónica, la que contiene sustancias químicas tóxicas y metales pesados y, al mismo tiempo, materiales valiosos como oro, plata, platino o cobre.

En Argentina, se estima que cada habitante genera 3 kilogramos de basura electrónica por año. 

"El Hombre puede medir el valor de su propia alma en la mirada agradecida que le dirija un animal al cual ha socorrido"
Platón

El despegue de las ventas y del consumo de los electrónicos en Argentina se produjo luego de la crisis económica de 2001-2002: primero creció considerablemente el consumo de computadoras personales y luego, en 2004 se disparó la venta de teléfonos celulares.

Según el informe de Greenpeace: “El lado tóxico de la telefonía móvil” se estima que cada año se descartan 10 millones de celulares. Más del 30 por ciento de estos aparatos termina directamente en rellenos o basurales. 

Los televisores son otros de los aparatos que están liderando las ventas y engrosando la fracción de basura electrónica en el país. Los factores que han contribuido a que esto ocurra han sido: en 2010, el mundial de fútbol de Sudáfrica y los planes de financiación de las cadenas comerciales de electrodomésticos, pero sin duda el gran impulso al recambio de aparatos estará dado por la irrupción de la televisión digital, generando una explosión de basura electrónica en un país que aún no cuenta con una infraestructura de recolección, reutilización y reciclado de esta clase de “residuos”.

Este constante desarrollo tecnológico sumado a la lógica del mercado, genera un permanente recambio de los artefactos eléctricos y electrónicos que se consumen de manera doméstica. Las nuevas funcionalidades y modelos de los aparatos; la mayor accesibilidad por la disminución de los costos y la oferta constante de “la novedad”, hacen que estos productos se tornen obsoletos con mayor rapidez.

Debido a esto, la otra cara de este “boom” de consumo masivo de aparatos eléctricos y electrónicos es la explosión en la generación de basura electrónica, la que contiene sustancias químicas tóxicas y metales pesados y, al mismo tiempo, materiales valiosos como oro, plata, platino o cobre.

En Argentina, se estima que cada habitante genera 3 kilogramos de basura electrónica por año. 

Si no nos preocupamos por nuestra tierra desde ahora....ya no habrá de qué preocuparse después.