simplebooklet thumbnail

of 0

En esa época se creía que existían dos mundos: el mundo de las ideas (un mundo perfecto, irreal) y el mundo de la materia (el real, el imperfecto). Pero Aristóteles creyó que solamente existía un mundo, el real, consideraba la naturaleza como algo sagrado, en donde todas las cosas podían estar de dos formas posibles: en acto, cuando se tiene todas las propiedades en ese mismo momento y en potencia, cuando todavía no han desarrollado las propiedades, pero las tendrán en un futuro. Por ejemplo, un niño es un adulto en potencia, pero un niño en acto.

Lo que distingue al hombre de los animales es el pensamiento que Aristóteles considera bajo 2 aspectos: el intelecto pasivo y el intelecto activo. El intelecto pasivo es la capacidad de recibir las formas o esencias de cosas (sensible), y el intelecto activo es la actividad que reflexiona sobre estos datos, la actividad que los reduce a pensamiento abstracto y conceptual, esta forma de intelecto es la que nos distingue de los animales, y que nos define como hombres.  

"El que ha superado sus miedos sera verdaderamente libre"

Aristóteles y la Psicología

Para Aristóteles la mente o psique es el acto primero de todas las cosas, es lo que hace posible que sintamos y percibamos. Existen además, tres tipos de psique: vegetativa o nutritiva (de las plantas),que es la capacidad de asimilar para vivir; sensitiva o motriz (de los animales), que es la capacidad de movimiento y sensaciones y racional (del hombre). La psicología humana se basa en los cinco sentidos.

La moral y la Teoría del estado explican que el hombre es un animal social, que tiene un modo de vivir de acuerdo con la razón. Todos los hombres buscan la felicidad y la felicidad es " una actividad del alma en concordancia con la virtud perfecta". Esto tiene gran relación con la psicología debido al estudio del hombre y de los seres vivos, del alma que lo comprende, al igual del estudio de la ética y la moral de los hombres, que estudian al hombre en sociedad y de la mente.

Creía que los procesos de conocimiento se producen a través de los sentidos. Sostenía que la mente en el momento del nacimiento es como una tabla rasa, carece de ideas innatas y todo depende del aprendizaje. Aprender depende directamente de la memoria, que trabaja en base a la semejanza (relacionando cosas parecidas),el contraste (observando diferencias) y la contigüidad (recordamos cosas que están juntas en espacio y tiempo).

Aristóteles afirmaba que los procesos de motivación estaban guiados por dos polos: agrado y  desagrado. Nuestra mente nos guía hacia el agrado y rechaza o nos separa del desagrado. El fin último de cualquier motivación es la felicidad y ésta se consigue con la búsqueda del auto perfeccionamiento; ser más perfectos y completos. 

Lunes  29/Enero/2018